Artrus’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

CBLB502

Posted by artrus en abril 11, 2008

nuclear_homer.jpg

Recientemente la revista Science ha publicado un artículo en el que los investigadores del Instituto del Cáncer del Parque Roswell en Buffalo (Estados Unidos) han desarrollado un nuevo fármaco que protege la médula ósea y las células gastrointestinales de ser destruidas por la terapia de radiación sin reducir la eficacia contra las células tumorales.

Este podría ser el primer paso para descubrir un escudo ante la dañina radiación.


Los efectos dañinos de la radiación ionizante en un organismo vivo se deben principalmente a la energía absorbida por las células y los tejidos que la forman. Esta energía es absorbida por ionización y excitación atómica, produce descomposición química de las moléculas presentes.
A menos de 100 mSv, no se espera ninguna respuesta clínica. Al aumentar la dosis, el organismo va presentando diferentes manifestaciones hasta llegar a la muerte. La dosis letal media es aquella a la cual cincuenta por ciento de los individuos irradiados mueren, esta es 4 Sv (4000 mSv). En ocasiones pueden aplicarse grandes dosis de radiación a áreas limitadas (como en la radioterapia), lo que provoca solo un daño local.

20061222-science.jpg

El fármaco, denominado CBLB502, como describen los investigadores en la revista Science, emula el mecanismo que utilizan las células cancerígenas, para evitar el proceso de muerte celular programada o apoptosis, lo que consiguen activando el factor de transcripción NF-kB, un tipo de proteína que juega un papel clave en la respuesta celular a agentes infecciosos como regulador de la respuesta inmune y que puede dar lugar al crecimiento celular incontrolado y, por tanto, al cáncer.

Según uno de los autores, el genetista Andrei Gudkov, “muchos en el terreno de la oncología están tratando de inhibir el factor NF-kB en células tumorales para llevarlas al suicidio, así que nos planteamos hacer lo contrario en células normales, con el fin de que sobrevivan a la radiación”.

El medicamento, que evita también la carcinogénesis asociada a veces a las radiaciones, se ha desarrollado a partir de la flagelina, una proteína que forma parte del flagelo de las bacterias del tipo de la Salmonella y que, al entrar en contacto con otra proteína de la supericie celular, llamada TLR5, hace que el factor NF-kB se active.

La compañía titular de la patente, Cleveland BioLabs, considera el producto un tratamiento complementario a la radioterapia, aunque espera poder vendérselo a los Gobiernos para afrontar un ataque terrorista con material radiactivo o un accidente nuclear.

Las esperanzas depositadas en este medicamento son varias, desde poder contrarrestar los efectos de la radioterapia en los pacientes con cáncer hasta evitar los efectos en un posible desastre nuclear o un ataque con “bomba sucia”.

Más información:

Noticia en BBC mundo.com

Diario médico.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: